tiempo del oeste

12-10-2018

¿Para qué carajo sirve ir a firmar convenios? Para esto

Por Juan Pablo Sallaber

Una de las tantas actividades que aparecen en la agenda de cualquier político con responsabilidades ejecutivas es la de firmar convenios o acuerdos marco. Lo vemos habitualmente en las noticias. Una parte de un lado, la otra enfrente; y ambos firmando lapicera en mano. El intendente Javier Reynoso no es la excepción. Por suerte.

No son pocas las veces que escuchamos: ¿Para qué carajo? Y no está mal la pregunta. Si algo levanta suspicacias es la política. La desconfianza lleva a muchos a pensar que esas firmas son en papel mojado. Que sólo sirven para una foto que queda en el olvido. Acá en Rivadavia se ha visto hasta algún comentario acerca de que Reynoso se va de paseo a Buenos Aires. Eso quizás hagan otros, aca no.

Ningún paseo. Y el lanzamiento de la Tecnicatura en Logística de la Universidad Provincial de Ezeiza es la prueba más reciente. En abril nuestro jefe comunal estuvo “de paseo” allí en el oeste del conurbano. Allí suscribió un convenio. Las próximas semanas jóvenes rivadavienses podrán tener la suerte de inscribirse a cursar en su propio municipio. Todo gracias a ese “paseo”. Todo gracias a ese convenio.

Pero este no es el único ejemplo. Semanas atrás el intendente estuvo en la Universidad Nacional de La Plata, allí donde obtuvo su título de abogado. Firmó un convenio con el presidente de esa institución, Fernando Tauber. De allí vendrán más opciones de formación para los rivadavienes, como sucedió en estos días.

En febrero, Reynoso firmó otro convenio. En esa oportunidad, con el director General de Educación y Cultura de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny. Prácticamente todas las obras de infraestructura escolar inauguradas este año y las que restan estrenar obtuvieron todo o parte del financiamiento en esa firma.

La ruta 70, el alteo en caminos rurales, la continuidad de los Registros Civiles de González Moreno y Fortín Olavarría, son también ejemplos. Son todos logros basados en acuerdos que el intendente fue a firmar de visitante.

Cuando Reynoso se aleja de Rivadavia intenta aprovechar cada minuto. Lo he visto. En un día, tres reuniones en Buenos Aires y dos en La Plata. Sin parar. Sale de madrugada y vuelve de madrugada. Paliza en el auto para estar al otro día temprano en su puesto.

Pero esas firmas, como decíamos, no quedan ahí. Tienen efectos tangibles. En pocos días el hijo de algún laburante del campo en el rincón más alejado de nuestro distrito quizás decida estudiar la Tecnicatura en Logística. Es decir, va a ir a la universidad. Quizás, algo impensado hasta hace una semana. Quizás, algo que no iba suceder en la familia hasta otra generación.

Pero ese “paseo”. Esa “simple” firma. Ese convenio en Ezeiza en el mes de abril quizás cambie la historia de un joven, de su familia. Entonces, ¿para qué carajo sirve ir a firmar un convenio? Para cambiarle la vida a la gente. Para esto.

Juan Pablo Sallaber, de profesión abogado, es concejal por Rivadavia Primero - Cambiemos y detenta el cargo de vicepresidente en el Honorable Concejo Deliberante de Rivadavia.

Más noticias

18-10-219

El HCD de Rivadavia aprueba la creación del Registro de Auto Cultivadores de Cannabis

En la sesión de este jueves por la noche el Concejo Deliberante de Rivadavia aprobó la ordenanza que da marco legal al auto cultivo de cannabis con fines medicinales. La ordenanza crea el Registro Municipal de Auto Cultivadores destinado a la producción de aceite para uso terapéuticos.

18-10-2019

Reynoso proyecta la creación del Banco Municipal de Desarrollo Humano de Rivadavia

Un banco municipal. Ni más ni menos. Esa es la propuesta de Reynoso para un eventual segundo mandato. Es un programa pensado para que todos los ciudadanos de Rivadavia tengan la posibilidad de llevar adelante diferentes emprendimientos, explicaron desde Rivadavia Primero.

18-10-2019

Entran a su casa en América, les apuntan, los golpean, los atan y les roban dólares y pesos

En la tarde de este jueves produjo un violento robo a una familia que en su vivienda de América. El inmueble está ubicado cerca del camino a Colonia Seré por donde escaparon los malhechores. Cuatro individuos aun no identificados ingresaron portando armas de fuego y blancas. Redujeron a la pareja y al hijo.