tiempo del oeste

27-09-2020

La educación de nuestros jóvenes, la calidad educativa en este 2020 y a futuro

Por Paula Barrios Barón

La vuelta de las clases presenciales, la vuelta a la Escuela. Una demanda de nuestra comunidad: un debate que tenemos que dar.

Lo que todos conocemos por “clases” tradicionales, lamentablemente no sucede en nuestro país hace ya siete largos meses. Los chicos en el aula, en sus escuelas, tomando clases junto a docentes y compañeros: no sucede por decisión de nuestros gobernantes.

Pongamos el eje en esa frase, pongamos el eje en la educación. Es una demanda de nuestra comunidad. Y es una propuesta que hace tiempo sostengo, que he charlado con madres, padres, alumnos, docentes y debatido con autoridades políticas de nuestro partido y región. Porque creo y sostengo que tenemos que dar este debate que tanto esquivan las autoridades nacionales y provinciales. Porque a 3 meses de que termine el “ciclo lectivo”, aún no existe un plan estratégico de cómo se retomaran las clases presenciales en nuestro país en el 2021.

Son continuas las demandas que recibimos por parte de los alumnos, familias y docentes para poder llevar adelante en Rivadavia propuestas y estrategias para el regreso a clases presenciales. Por eso me pregunto y les pregunto, ¿cuándo vamos a poner fin al aislamiento de la escuela que viven nuestros hijos?

Esta cuarentena (la de mayor duración del mundo) no sólo está haciendo añicos la economía. La pobreza y el desempleo continúan creciendo, miles de argentinos viven en la desidia e incertidumbre de políticas poco claras; pero también, se está postergando e hipotecando el futuro de nuestros jóvenes alejándolos de las aulas, de la educación formal y presencial, del vínculo social que se construye día a día con sus compañeros y con sus docentes.

En un país como Argentina, que necesita de manera imperiosa y urgente cambiar el rumbo para de una vez por todas crecer continua y progresivamente como Nación, no se está priorizando la base del desarrollo de toda comunidad que es la educación.

Docentes, familias y alumnos están haciendo un enorme esfuerzo este año para continuar con la educación desde sus hogares. Algunos con todas las comodidades y herramientas. Otros, con situaciones complejas, tanto sociales y culturales como así también por la falta de herramientas o de acceso a una conexión de internet.

Los escenarios de cada alumno son muy diversos en nuestro país, nadie puede decir lo contrario; sin embargo, el sistema de educación no presencial es el único que se propone. También son diversos los escenarios y realidades de los docentes en nuestro país. Hay quienes tienen la infraestructura y herramientas para brindar la continuidad pedagógica a sus alumnos como otros que no.

Y aquí un párrafo aparte del esfuerzo enorme que todos ellos hacen día, para llegar a cada uno de sus alumnos de la mejor manera, enriqueciendo los contenidos a pesar de la distancia, capacitándose constantemente en nuevas y mejores tecnologías para que la continuidad pedagógica exista y sea la mejor manera de sortear esta cuarentena.

Por eso destaco la labor que vienen realizando, a muchos de ellos tuve la oportunidad de decírselo en varias oportunidades, intentando por medio de un dispositivo tecnológico no sólo brindar la educación en lo académico, sino la contención emocional que muchos niños y jóvenes necesitan para poder continuar su formación. Pero hoy, ya casi llegando a octubre de 2020, no hay clases en Argentina, sino un sistema de enseñanza desde la no presencialidad, sostenido con muchísimo esfuerzo y esmero por maestros y profesores.

Recibimos constantemente propuestas de los alumnos, de las familias y de los mismos docentes, para revertir esta situación y lograr la vuelta a clases presenciales. Esto nos muestra y nos alerta de que necesitamos como sociedad buscar la estrategia para la vuelta a las clases presenciales, pero a pesar de las medidas de seguridad sanitaria y los más estrictos protocolos de salud propuestos por diferentes gobiernos, sectores políticos y organizaciones no gubernamentales, no se está permitiendo la vuelta a clases de los alumnos argentinos.

Lamentablemente, en el marco de la pandemia que estamos atravesando, y de la extensa cuarentena que vivimos, resulta cada vez más evidente que ni el contacto por mail, ni los mensajes por WhatsApp ni una reunión o clase virtual por zoom/meet, reemplazan el proceso de enseñanza aprendizaje en las aulas. También esta cuarentena con las escuelas cerradas, no ha permitido el contacto de docentes y sus alumnos en las aulas impactando no sólo en la cuestión pedagógica y académica, sino también en cuestiones de vulnerabilidad social.

Muchos docentes nos han expresado en los últimos meses, como la falta de contacto con el alumno no les permite detectar cuestiones que sí ven en la cotidianeidad del ciclo escolar en las aulas, como ser la violencia, el cuidado de las infancias. Y como me planteó una docente ayer: “educación también significa cuidar, y más allá de que hagamos todo lo posible para sentirnos cerca de nuestros alumnos, en estas cuestiones se nos hace muy difícil poder «cuidarlos», por eso es necesario volver a la escuela!”.

A la pandemia que estamos atravesando le estamos sumando el abandono de muchos jóvenes en edad escolar. Si no reaccionamos rápidamente se malogrará el esfuerzo que se hizo hasta ahora por parte de directivos, docentes y padres para lograr que este año educativo no se pierda.

¿Vamos a esperar que exista la vacuna para dar el debate de la vuelta a la escuela, a las clases presenciales?, ¿vamos a esperar a que el nivel de casos llegue a cero? (los países que primero tuvieron contacto con la pandemia no bajan de 300 o 400 casos por día).

Tampoco le encuentro una explicación lógica y razonable a la apertura de casinos, bingos, bares, pero no de las escuelas. El sistema educativo de nuestro país, en todos los niveles, tanto en lo público como en lo privado, debe comenzar con las acciones necesarias que permitan el retorno lo antes posible de los alumnos a sus escuelas.

Hoy son las propias autoridades ministeriales, quienes alertan sobre el nivel de deserción escolar que se está viviendo en nuestro país; entonces, si no damos el debate, sino buscamos el regreso a clases presenciales, sino lo exigimos como sociedad a nuestras autoridades, corremos el gran riesgo que muchos jóvenes estudiantes dejen de encontrarle el sentido a la educación, o bien se les haga imposible material y socialmente su continuidad.

Lamentablemente, la emergencia sanitaria ha exacerbado las disparidades que ya existían en la educación y el cierre prolongado de las escuelas podría revertir los avances de los últimos lustros, sobre todo en cuanto a la educación de niñas y mujeres adolescentes y jóvenes. Tal como advirtió el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, “nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas ... Las decisiones que los gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios”.

Por todo lo expuesto, y culminando, me hago esta pregunta ¿la Educación es una prioridad? Mi respuesta es obvia: ¡claro que ! Es un derecho humano esencial y fundamental de nuestros jóvenes, de toda aquella persona que desee formarse humana y académicamente, y como Estado debemos garantizárselo.

Ahora sí, desviemos la atención de lo cotidiano, que la pandemia no nos saque de eje lo que realmente importa. Planteemos estos debates donde corresponda, con quienes corresponda, con quienes asuman un rol significativo y quieran ser parte del cambio. La comunidad: los alumnos, las familias y los docentes lo están reclamando. Que la pandemia no nos tape lo importante.

¡La educación es y será prioridad para nuestro desarrollo como nación, cuidémosla!

 

Paula Barrios Barón es concejal y preside el bloque Rivadavia Primero - Juntos por el Cambio en el HCD de Rivadavia.

 

Más noticias

23-10-2020

Con 12 contagios detectados Rivadavia marca un nuevo récord diario de casos de COVID-19

La Municipalidad de Rivadavia informó este viernes que se confirmaron 12 nuevos casos positivos por COVID-19, cinco de ellos por criterio clínico epidemiológico. Seis corresponden a América y seis a Sansinena. De esta forma, el total acumulado de casos en el distrito escaló a 112.

23-10-2020

Reynoso acordó con intendentes de la región el rediseño de los operativos de control

Reynoso junto a intendentes de la región acordaron el rediseño de los operativos de control para rediseñar la estrategia de los controles. En el cónclave virtual decidieron implementar operativos urbanos para verificar el cumplimiento de los protocolos sanitarios en cada uno de los distritos.

23-10-2020

El Frente de Todos asegura que Provincia giró 475 millones de pesos a Rivadavia

Desde el bloque Somos Rivadavia – Frente de Todos aseguraron que Provincia giró 474.847,252 de pesos a Rivadavia. Destacaron espcialmente “más de $36 millones de ATP (Aportes del Tesoro Provincial) no reintegrables para paliar la situación social y sanitaria del COVID 19”.