tiempo del oeste

01-12-2020

Quienes controlaban los accesos ya no están, pero se puede ver la huella que dejaron

Fueron parte de la vida cotidiana de quienes entran y salen del pueblo. Estuvieron en la primera línea de fuego en esta lucha por proteger a los rivadavienses del COVID-19. Su trinchera fueron las famosas cabinas. Hoy, el pasto amarillo donde no pegó el sol por largos ocho meses es la metáfora perfecta de la huella que dejaron con su trabajo.

Nos referimos a  esos empleados municipales que controlaron con celo los accesos a América, a las localidades y pueblos de Rivadavia. Su labor fue fundamental para que el coronavirus tardase seis meses en llegar este partido contando desde el primer caso en Argentina. Fueron 186 días de changüí que tuvimos. 

En ese tiempo hubo avances en el tratamiento de la enfermedad, y por ende bajó la tasa de letalidad. Es decir que cuando los primeros pacientes comenzaron a ser tratados en el Hospital Municipal, tenían más chances de recuperarse que si se hubiesen infectado en marzo.

En las redes sociales se multiplicaron los agradecimientos a todos aquellos que con frío o calor, amablemente pedían escanear el código QR. Lo mismo con los agentes de las GUM, la Policía y el Comando Rural, que participaron en los retenes en todo este tiempo.

El feje de la Guardia Urbana, Daniel González, quiso “agradecer el gran esfuerzo que han hecho el cual resultó en un trabajo por demás de efectivo”. En un mensaje que mandó cada uno de los integrantes de los controles  valoró el esfuerzo: “Es hora de volver a casa... con los suyos y con sus vidas pero con la convicción y satisfacción de la tarea cumplida”.

Como si no alcanzara con el gran trabajo que hicieron, tuvieron el gesto de ser ellos mismos  quienes agradecieron. Es que muchísimos vecinos les alcanzaban algo rico para llenar la panza o calentarse un poco en las noches de frío. Y estas acciones las hicieron públicas en las redes.

Lo más probable es que el coronavirus haya estado dando vueltas, por ejemplo, a metros del arco de entrada a la ciudad cabecera allá por abril o mayo. Y que así como llegó, se fue sin contagiar a nadie. Estaban ellos en los controles haciéndole frente, llamando a la GUM para escoltar a alguien y asegurándose de que nadie bajara del vehículo. O vigilando que quienes arribaban hicieran sus 14 días de aislamiento.

Hoy es otra realidad epidemiológica en Rivadavia, la Provincia y el país. La responsabilidad es más individual que nunca. La guerra no termina. Pero la batalla que dieron en los controles es digna de admiración y agradecimiento.

Más noticias

20-01-2021

Rivadavia registra 4 nuevos positivos por COVID-19

La Municipalidad de Rivadavia informó este miércoles que registró 4 casos de COVID-19. Hay 3 pacientes que corresponden a América y 1 a Fortín Olavarría. El total acumulado de casos en el distrito es de 533. Los activos están en 67. Además, se registraron 13 hisopados negativos.

20-01-2021

Harto del vandalismo: “Duermo con la 22 al lado, yo no sé cuáles son sus intenciones”

“Estoy muy mal me rompieron el vidrio de mi puerta”, se quejó Rubén Sánchez en las redes sociales. Este vecino de América, conocido como “Tona”, sufre actos de vandalismo desde hace tiempo. “Hace más de 10 meses que me pasa esto”, le explica a Tiempo del Oeste.

19-01-2021

Rivadavia lamenta un nuevo fallecimiento por COVID-19 y registra 3 nuevos contagios

La Municipalidad de Rivadavia informó este martes que registró un nuevo fallecimiento de un paciente con COVID-19. Se trata de Oscar “Gallina” Martínez. Cabe recordar que había sido derivado a la clínica La Pequeña Familia en Junín por complicaciones.